noticias

20
Mayo
(0 votos)
Compartir

Cómo afecta la nueva normativa de las bolsas de plástico a tu negocio

Que están ocurriendo cambios en la normativa que regula la distribución de las bolsas de plástico, ya lo sabíamos, pero ¿sabes cómo va a afectar esto a nuestros comercios?

Las razones que han llevado a la legislación europea y española a imponer la nueva normativa tienen el objetivo de limitar y reducir su consumo debido a que existe una alta contaminación de nuestro medio provocada por bolsas de plástico. Estas bolsas parecen ser las "malas" de la película, pues cuando pensamos en la contaminación y el vertido de residuos a nuestros mares son las primeras que nos vienen a la cabeza aunque no son los únicos objetos plásticos que se arrojan al medio. Es importante tener en cuenta un hecho que normalmente nos pasa desapercibido: el plástico no contamina, somos los seres humanos los que contaminamos cuando lo arrojamos al medio. Todas las bolsas de plástico son reciclables y por tanto reutilizables.

Recordemos la última ley que entró en vigor el pasado 18 de mayo de 2018, cuando el Gobierno aprobó el Real Decreto 293/2018 sobre la reducción del consumo de bolsas de plástico. Que nos dice, en pocas palabras: que a partir del 1 de julio de 2018 es obligatorio el cobro de las bolsas de plástico a los consumidores, a excepción de las bolsas de plástico muy ligeras (con un espesor inferior a 15 micras) y las bolsas con espesor igual o superior a 50 micras con un porcentaje igual o superior al 70% de plástico reciclado.

Es decir, ¿qué bolsas podemos dar gratuitamente a nuestros clientes hoy día?

-Bolsas muy ligeras, (con un espesor inferior a 15 micras). Son las típicas que se utilizan para transportar productos por higiene, por ejemplo las de las frutas, verduras...

-Bolsas gruesas (espesor igual o mayor a 50 micras) siempre y cuando tengan un 70% de su material reciclado.

-Bolsas biocompostables, que están compuestas de plástico fabricado a partir de ácido poliláctico obtenido del almidón de maíz, remolacha, patata u otros y que son 100% respetuosas al ser de material orgánico.

¿A qué tenemos que atenernos en el futuro?

A partir del 1 de enero de 2020, a la normativa actual se le suma que se prohibirá la entrega a los consumidores de bolsas de plástico fragmentables y las bolsas gruesas (con espesor igual o superior a 50 micras) deberán ser al menos en un 50% de plástico reciclado.

Y a partir del 1 de enero de 2021 estará prohibida la entrega de todas bolsas de plástico (incluidas las ligeras), excepto si son biocompostables.

La normativa se irá haciendo poco a poco más restrictiva para reducir el consumo de las bolsas de plástico hasta que ya en el 2021 sólo podremos distribuir bolsas compostables.

¿Qué alternativas tenemos?

El mundo no se acaba por dejar de distribuir bolsas de plástico y nuestros negocios tampoco se detienen por ello. Podemos apostar no sólo por las bolsas biodegradables y compostables, sino también por las bolsas de papel, las bolsas de tela y las bolsas de TNT o tejido sin tejer. Todas ellas tienen la gran ventaja de que son reutilizables y ésta es la clave para evitar la contaminación que provocamos en nuestro entorno. Reutilizar nuestras bolsas una y otra vez y cuando ya estén inservibles por el uso, reciclarlas en el contenedor amarillo para que vuelvan a transformarse en reutilizables, creando así un círculo de sostenibilidad.

Además, todas estas bolsas de materiales alternativos se comercializan en diferentes modelos, colores, diseños e incluso personalizadas con tu logo.  Son una buena alternativa para dar a tus clientes bolsas respetuosas y gratuitas y que además aporten estilo a tu imagen de marca. Después de todo, ¡cuando una puerta se cierra siempre se abre una ventana!

 

 

 

 

 

Compartir esta noticia

Deja un comentario

Escribe las dos palabras que ves a continuación

plastipapel

C/ Titanio, 17 (Polígono Ind. Los Pontones)
45224 Seseña (Toledo)
Tel./Fax: +34 91 808 87 29
E-mail: info@plastipapel.es

Síguenos